29 de noviembre de 2009

Su Transitar


El crisol de la noche condesado en sus labios
La magia del alba se duerme en su mirada
Y en conjugación perfecta su faz irradiada
Indescriptible se hace para poetas sabios

La regia esbeltez que despierta los instintos
Se equilibra con su suave cadencia al caminar
Su voz que no hay melodía que no pueda superar
Gesta en los oídos la armonía de un mundo distinto

La siento transitar del mundo por sus senderos
Con la piel mojada de sudar sinceridad
Abrazada como flor al tallo a su integridad

Y confía mi alma que en los días venideros
Serena, sin prisa, sin clamores ni rencores
Te colocara la vida en sus cuadros de honores

En franco atrevimiento le sumo dos versos al soneto
Para decirte ¡campeona, adelante al compás del viento!

Fausto Estevez 2009