5 de diciembre de 2009

NUESTRO CALENDARIO

El Calendario Romano previo a ser modificado por Julio César (Connotado Emperador Romano) contaba solo con 10 meses distribuidos en 6 meses de 30 días y 4 de 31 días, con un total de 304 días.
Este calendario tenía desfases de tiempo y los pontífices paganos lo reajustaban anualmente en el último mes.
Los reajustes se hacían con criterios políticos, no astronómicos, manipulaban a través del ajuste al calendario el día de pagar a la servidumbre, para prorrogar cargo de un funcionario y adelantar o retrasar votaciones.
El año empezaba a finales de marzo (martius), del dios de la guerra,
Marte, que era el primer mes de primavera, cuando se decidían las campañas militares del año. Julio César terminó con el desfase ordenando una reforma en el calendario romano el cual quedó de la siguiente forma:
Martius (Marzo): Mes del dios Marte Aprilis (Abril): Porque "abre" las flores en primavera, en el hemisferio norte. Maius (Mayo): Mes del dios de la abundancia Iunius (Junio): Mes de la diosa Juno
Iulius (Julio): En honor a Julio César Augustus (Agosto): En honor al emperador Octavio Augusto Septembris (Septiembre): Mes séptimo Octobris (Octubre): Mes octavo Novembris (Noviembre): Mes noveno Decembris (Diciembre): Décimo Januarius (Enero): Mes del dios Jano Februaris (Febrero): Mes de las purificaciones (februa)
El año
153 a. C. se toma como inicio del año el 1 de enero, en lugar del tradicional 1 de marzo, para poder planear las campañas del año con tiempo debido a las Guerras.
Consta de 365 días divididos en 12 meses, excepto los años bisiestos que tienen 366 días, y añaden un día adicional al mes de febrero
. El calendario juliano cuenta como bisiestos uno de cada cuatro años. Con este calendario se comete un error de 3 días cada 400 años. De manera astronómica.
El orden de los meses a partir de ahí es el actual.