16 de septiembre de 2010

PRONOSTICO

Pronóstico








Cuando el ave bella concebida
Para travesías sobre los mares
Rumbo a mi punto de partida
Me lleve en sus comodidades

Contemplaré el manto de nubes
Tendido sobre el escondido mar
Y de entre ellas veré que sube
Tu rostro: de mi ser el gran imán

Y en la realidad de ilusión bañada
Se abrirá en mis labios una sonrisa
Ven mi amor -dirá mi voz callada-
Acaricia mi ser como suave brisa

Mas cuando el mar se deje ver
Y me recuerde la tierra firme
Empezará mi ilusión a desvanecer
Y querré volver en vez de irme

Se enterará mi aturdido corazón
Que esta siendo vilmente engañado
Y le confirmará de prisa la razón
Que vas solo, que te has quedado

Sin dudas irá hasta donde estés
Para hacerte una gran confesión
Te dirá que él y yo tenemos sed
De sentir de ti y del tuyo su amor

Habiendo cumplido su misión
Quedará en dos partes dividido
Una de ellas volverá al avión
La otra se quedará ahí contigo

La parte que inquieta regrese a mi
Me llevará tu dulce voz, tu acento
Tu magia viva… tu encanto sin fin
Como verdad de nuestro encuentro

Desde entonces…

Viviré con el corazón repartido
Hasta que un inolvidable día
De esos que suelen ser divinos
Coincidan nuestras dos vidas

Y nuestros labios se abracen
Nuestros seres se fusionen
Como arena y mar ya lo hacen
Una vez y otras mil ocasiones

Ese día que a ritmo del sentir
Nuestros internos manantiales
Empiecen palmo a palmo a fluir
Entre gemidos cuasi celestiales

Ese día…

Empezará mi vida de nuevo
Con un corazón alegre, unido
Como ave alza el alto vuelo
Sobre el bosque reverdecido.

Fausto Estevez