13 de octubre de 2012

El Agila Entre Los Pollos


El Agila Entre Los Pollos

Aguila en vuelo de renovación,
lanzada hacia nueva vida
En la cordillera de los Andes un alegre campesino dedicado al arte de criar animales, decidió acompañarse de su joven hijo para ir de caza.

Procuraron llevar alimentos para todo un fin de semana. Dejaron a su vecino, otro alegre campesino, al cuidado de los animales y se marcharon en busca de aventura.

Para su sorpresa el primer día en las alturas se encontraron con un nido de Aguila con un solo polluelo, decidieron no tocarlo y respetar el nido, por lo que siguieron por senderos cercanos cazando otro tipos de aves y procurando frutas silvestres para alimentarse de manera natural.

Al otro dia el hijo del campesino le solicitó al padre que lo llevara de nuevo a ver el polluelo de aguila, porque le parecia muy bonita aquella ave...fueron a verle. Estaba mojado en el nido y hambriento.

El padre advirtió que debian retirarse debido a que seguro el Aguila madre llegaría en cualquier momento y se retiraron.

Al tercer día ya que se retiraban de su aventura de fin de semana por insistencia del jovencito volvieron al nido confirmando que el polluelo estaba huérfano y aún no podía valerse por si mismo. Lo llevaron con ellos.

Al llegar a su granja, contaron su experiencia rica en matices y ademas dieron en conjunto la bienvenida a quien pasara a ser parte de los animales de la Granja: El Aguila.

Luego el dilema fue como crearles las condiciones para que no muera o no sufra mas de lo necesario. A uno de los granjeros se le ocurrió la idea de colocarlo junto a los pollos para ver como se adaptaba.

Al principio el polluelo de Aguila se resitía y sobresalía, se peleaba, terminaba llamando la atención de todos quienes visitaban y no faltaba alguien que quisiera tocar las plumas que les crecian, marchitandoselas.

Luego el aguila para vivir su vida en paz decidió convivir con los pollos, empezó por acostarse a su hora, comia con ellos, jugaba con ellos, hasta que el Aguila pasaba desapercibida dentro de los pollos.

Su corazón latía fuerte cuando miraba al cielo por medio de las rejas del pabellon de las aves. Su nostalgia se sentía en su mirar, pero igual avanzaba en su lucha por sobrevir sin mayores problemas.

 Cada dia de manera disimulada ejercitaba sus alas a escondidas, con su fe puesta en que saldría de aquel que no era su espacio.

Asi pasaban los dias y el encierro se hacia eterno, pero la fe y la esperanza no moria...

Un noche una fuerte brisa huacanada desprendió el techo de su enorme jaula común, el agua sobre los pollos y el Aguila no se hizo esperar todos empapados se acurrucaron y el Aguila les acompañó, al amanecer todos empezaron a recibir el calor del sol y a secarse, los pollos a legres se quedaban a corta distancia del grupo, pero el aguila sacudió su cuerpo, levantó su mirada hacia las alturas, extendió sus alas y alzó el vuelo.

Al rehacer la jaula común, los pollos volvieron a ser como antes, el granjero entendió lo sucedido y el Aguila recordaba cada momento sirviendole de inspiración para volar cada vez mas alto...

"Cuando la vida te brinde solo un espacio para sobrevivir, vive...mas cuando se llegue el momento para ir tras tus sueños... no vaciles, levántate y lógralo"

 

Autor: Fausto A. Estevez R