4 de agosto de 2015

Déjame Hablarte

Puede ser que este momento me estés leyendo por puras coincidencias de la vida, pero te pediré que te limpie esas lágrimas de tus ojos y me dediques unos minutos porque deseo hablarte de corazón a corazón.

Lo primero que quiero decirte es que como tu también he mirado al cielo cansado de mirar al suelo donde se pasan mis días sin ver que hayan cambios importantes, que no se ven los resultados de tantas horas de esfuerzos.

Que nadie comprende ni valora todo lo que hago por comprender a los demás y que sigue pareciendo que no le importo a nadie, pues solo basta con confiar en alguien para que me falle.

pero quiero que entiendas que no estaré firmando estas palabras al final del escrito, pero soy Jesús y quiero pedirte que no desesperes... Te aseguro que mis planes para ti son mejores que los tuyos y si me das la oportunidad de verte en actitud de avanzar y vencer,

Estaré a tu lado siempre y llegarás incluso mas lejos y más alto que lo que has soñado, pues yo he heredado de mi padre el ser bondadoso con quienes me escuchan y me obedecen...Sólo te pido un poco de paciencia y se que para ti en estos momentos es un sacrificio, pero valdrá la pena.

Le he pedido a Fausto que escriba este mensaje para ti en este blogg y me ha escuchado...

Gracias por leerlo, no tienes que comentarlo si no deseas, ni compartirlo, ni te pasara nada malo si no lo reenvías, sólo quiero que seas feliz.